martes, 2 de mayo de 2017

CARTA A LOS NIÑOS QUE HACEN LA PRIMERA COMUNIÓN

   Queridos niños:
     Hoy he participado contigo y con tu familia de un acontecimiento muy significativo para ti: Tu PRIMERA COMUNIÓN.
     Siento alegría, de verdad, pero también me pregunto: ¿cómo harás crecer la semilla de Dios sembrado hoy en tu corazón?, todavía eres muy joven y te queda tanto por recorrer y experimentar…!!

     Recuerda, y que nunca se te olvide, que Dios no entrará nunca en tu corazón ni en tu vida a la fuerza, Dios no te va a atar ni a esclavizar jamás a nada, y sencillamente porque él te quiere siempre libre, decidas lo que decidas y optes por lo que quieras en tu vida…
     A Dios no le gustan las cosas a la fuerza ni a regañadientes. No es su estilo, por eso hoy quiero decirte que:
 + Ayer, hoy y siempre Dios te quiso, te quiere y te querrá.
 + Ayer, hoy y siempre Dios te esperó, te espera y te esperará pase lo que pase, te pase lo que te pase…

  Podrás dejar tú a Dios, como le ha ocurrido a mucha gente, que incluso puede estar acompañándote hoy en este día tan especial… Pero Dios no te dejará nunca ni se olvidará jamás de ti…

  Es bonito esto ¿verdad?, lástima que muchos se resistan a creerlo y experimentarlo…
  Pero sé que a ti no te pasará igual, lo sé… Disfruta de este día… Recuerda este día y… prolonga este día en cada Comunión que recibas a lo largo de tu larga vida…
   Recibe un fuerte abrazo de paz y cariño, como le gustaba darlo Jesús y si un día lo necesitas, porque se te olvide o las circunstancias de la vida te obliguen a olvidarlo, vuelve a leer estas líneas que te dirijo de corazón…

                               Dios te guarde, te proteja y acompañe ahora y siempre…

                                                             (el cura que te dio tu Primera Comunión…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario