lunes, 17 de abril de 2017

«No pude negar que había sido Dios, no puedo decir que fue una casualidad»

Paula se bautizó esta Vigilia Pascual en Madrid
A Paula le pasó «algo muy fuerte» cuando tenía 11 años. No estaba bautizada, y solo conocía de Dios lo que había escuchado cuando iba a Misa de pequeña con su abuela –«no era muy religiosa, más bien me daba igual, me aburría un poco, de hecho», reconoce–. No cuenta los detalles de lo que le pasó, pero sí que «me puse a rezar mucho y Dios me ayudó. Vi que de verdad Dios estaba ahí y me había ayudado. No puedo dudar de que había sido Él, no puedo decir que fue una casualidad. Dios me ayudó por entero, y no puedo más que darle gracias», explica. Hoy, ya con 17 años, ha decidido dar el paso y ha pedido el Bautismo. El sábado por la noche se bautiza en la catedral de la Almudena, en Madrid, durante la Vigilia Pascual.

En estos últimos años fue aumentando poco a poco su deseo de acercarse a Dios, sobre todo debido a que se fue a vivir a Córdoba. Allí«pedí ir a un colegio religioso, buscando gente que compartiese mi fe y me ayudase a prosperar en ella». También se unió al grupo de catequesis SAFA, pero lo que cambió su vida fue conocer la Hermandad de la Misericordia: «Me enamoré de la Virgen de las Lágrimas, y “tuve” que unirme a esa Hermandad. La fe se palpa en el ambiente, hay mucho fervor, y eso me ha ayudado mucho». Tanto, que cada Miércoles Santo se une a la procesión con la imagen de la Virgen recorriendo la ciudad cordobesa.

De vuelta a Madrid, conoció al vicerrector de la iglesia del Espíritu Santo, que «me escuchaba, era muy cercano, me cuidó en mis crisis de fe», y eso le ayudó atomar la decisión de pedir el Bautismo. Este recorrido concluye –o más bien empieza– este sábado durante la Vigilia Pascual, cuando recibirá los tres sacramentos de la Iniciación cristiana junto a otros seis adultos.

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

No hay comentarios:

Publicar un comentario