martes, 21 de marzo de 2017

ORAMOS

Señor, descubrirte como el Dios de la fiesta,
es una tarea que todavía tenemos pendiente.
Te vamos descubriendo en otros muchos aspectos.
Pero no nos resulta tan fácil
descubrirte como un Dios "festivo",
que da calor y alegría a nuestra vida.

A nuestras cuaresmas les falta
ese trasfondo de alegría, que nos dé
horizontes abiertos en nuestro caminar hacia Ti.

Una cuaresma sin perspectivas de vida,
no es la cuaresma que tú quieres.
Tú quieres una cuaresma abierta a la luz,
a la alegría, de un Cristo resucitado,
con unos brazos abiertos para fundirnos con él,

en un abrazo de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario