jueves, 23 de marzo de 2017

Grupos y sectas en Judea. 4. Los escribas (Biblia)

Después del destierro de Babilonia casi todas las instrucciones religiosas de Israel desaparecieron, pero se fueron creando otras nuevas que configuraron el judaísmo naciente. Entre ellas destaca la institución de los escribas.

¿Quiénes eran los escribas?
Los escribas era los hombres que estudiaban y enseñaban la Ley. Eran una mezcla de juristas y profesores de Sagrada Escritura. También eran conocidos como “maestros”, “doctores de la Ley” y se les llamaba con el honroso título de “Rabbí”. Actualmente
se les llama “Rabinos”. Juan Leal dice: “era una profesión santa e intelectual
y por lo mismo de grande estimación y honra” Eran un grupo poco numeroso, pero de gran prestigio social y por tanto de mucha influencia en todos los asuntos.
Su tarea era explicar la Ley actualizándola y aplicándola a las circunstancias concretas de la vida que iban surgiendo. Por eso eran también guías espirituales del pueblo judío que estimulaban al pueblo a interiorizar la Ley y a ponerla en práctica con fidelidad y alegría.

Origen de los escribas
Sabemos que a Esdras ya se le llamaba escriba (Esdras 7,10). Eso nos indica que el origen de este grupo está en la época del destierro cuando los judíos veían desaparecer las instituciones de la época monárquica.
Los judíos tuvieron clara conciencia de que el destierro les había sobrevenido por no haber cumplido la Ley de Dios, por eso se entregaron a estudiarla, profundizarla y establecer normas y reglas que hicieran imposible transgredirla. Quisieron construir una valla en torno a la Ley. Esta fue la labor que llevaron a cabo los escribas que fueron herederos de los antiguos sabios.
Al principio
Por otra parte cuando los sacerdotes se fueron especializando en las tareas del culto y los sacrificios, fueron dejando las tareas que anteriormente los habían definido, la función oracular y adivinatoria pasó a los profetas y la función legal de interpretación de la Ley pasó a los sabios que, como hemos dicho evolucionaron para ser los escribas.

Tareas de los escribas
Las tareas propias de los escribas eran tres: enseñar la Ley, interpretarla y aplicarla .
En tiempos de Jesús las sentencias de los maestros tenían fuerza de Ley. Esas sentencias se escribieron y se coleccionaron dando lugar primero a la Misná y luego al Talmud. Ellos se esforzaron en recopilar la Ley oral que desarrollaba y explicaba la Ley escrita y que se consideraba en plano de igualdad con ella La intervención de los escribas en la actividad judicial nació de la necesidad de saber moverse con soltura entra la complicada legislación judía.

 Por eso actuaron como jueces, como abogados y como asesores legales. Como asesores legales tuvieron puesto tanto en el Sanedrín como en las sinagogas locales. Como maestros se rodearon de discípulos que acudían a sus casas y formaban comunidades educativas. De esas escuelas surgían los nuevos rabinos.
Se esforzaban en conocer y enseñar la Ley oral y las “tradiciones de los padres”. Su método de enseñanza se basaba en la repetición y memorización de las normas y las sentencias que las protegían y avalaban.

Prestigio de los escribas
Los escribas eran muy estimados y se les tenía mucha reverencia como interpretes de la Palabra de Dios. Su prestigio y su autoridad eran indiscutibles.
Se les tenían claras muestras de respeto dándoles puestos destacados “en los banquetes y en las sinagogas”, es decir tanto en el ámbito civil como en el religioso.
Vestían ropas especiales y la gente se ponía en pie en su presencia. Sin embargo vivían pobremente y dependían de los donativos que recibían. Se dice, por ejemplo, que el gran maestro Hillel tenía que trabajar como jornalero.

Procedencia social
Los escribas eran laicos y procedían de todas las clases sociales. De hecho era el único estamento social en el que cabía una auténtica promoción y ascenso.
Muchos de ellos era fariseos pero también los había pertenecientes a los otros grupos como los saduceos o incluso independientes. En el Evangelio aparecen frecuentemente unidos a los fariseos.

Formación
Si bien no eran una casta ya que no se nace escriba, llegar a ser escriba no era fácil ya que había que hacer una larga carrera de estudios que empezaba por el discipulado junto a un maestro o escriba.

Se exigía un meticuloso conocimiento del texto bíblico en hebreo así como de las tradiciones de los mayores y de las enseñanzas de los sabios. Además había que adquirir una madurez de juicio que tenía que ser reconocida por los demás escribas.
Cuando estaba bien preparado en sus conocimientos, se le reconocía como “doctor no ordenado” y podía intervenir en asuntos judiciales. Cuando alcanzaba la madurez personal, hacia los 40 años se le ordenaba de escriba mediante una imposición de manos y tenía derecho a ser reconocido como maestro y a sentarse en el sanedrín y sus sentencias eran reconocidas como jurisprudencia legal.
No revelaban todos sus conocimientos a cualquiera. Una parte de su ciencia era secreta y solo se comunicaba a los discípulos aventajados.
Los rabinos
Después del año 70 los escribas recibieron el nombre de rabinos y fueron hasta hoy día los dirigentes indiscu$bles de las comunidades judías.

Los escribas en los evangelios
La palabra “escriba” (grammateús) aparece 62 veces en el Nuevo Testamento, de las cuales una está en 2 Cor, 4 en los Hechos de los apóstoles, 22 en san Mateo, 21 en san Marcos y 14 en san Lucas.
Juan no los nombra nunca, pero Jesús es llamado Rabí en seis ocasiones y una Rabbuni. A Jesús, además, se le llama “maestro” (didáscalos) con mucha frecuencia. Jesús amonesta a sus discípulos a que no se hagan llamar Rabbí ni “maestro” ni
“profesor” (kathegetés) (Mateo 23, 8/10) entre ellos.

Las relaciones entre los escribas y Jesús son tirantes y difíciles, pero parece que esta tirantez de relaciones refleja más bien la situación de los primeros cristianos enfrentados a los dirigentes judíos después de la caída de Jerusalén el año 70.
De todas maneras Jesús los acusa junto con los fariseos de hipocresía, rigorismo y tergiversación de la Sagrada Escritura. Véase por ejemplo, la larga serie
de invectivas de Mateo 23,13-29 y Marcos 12,38- 40 y Lucas 11,46-52.

Algunos escribas famosos
En los tiempos de Jesús y de los primeros cristianos destacaron algunos escribas que influyeron mucho en el judaísmo.
Hillel el Viejo, que muró hacia el 5 d. C. Representante de la escuela más liberal dentro del judaísmo. Se dice de él que era extremadamente bondadoso y sencillo.
Shammai, de la misma época que Hillel fue más rígido y severo en sus interpretaciones de la Ley. Gamaliel es citado en los Hechos de los Apóstoles donde dicen que se mostró favorable a los cristianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario