martes, 31 de enero de 2017

¿Qué son y cuáles son los libros litúrgicos que utilizamos?

Constantemente se nos invita a los sacerdotes a hacer catequesis sobre la liturgia, pero es tarea casi imposible en muchos lugares, por muy acuciante que sea la necesidad. Desde hace tiempo estoy queriendo hacer un dossier sobre la nueva edición del misal que vamos a empezar a utilizar desde el primer domingo de cuaresma porque es mucho más que una nueva edición, aunque no sea un misal nuevo. De eso mismo es de lo que hay que hablar.
Ahora se me ocurre que para llevar a cabo ese dossier deseado podemos emplear una página de muestra La Cartelera durante varios domingos para esa tarea. Los temas que trataremos serán:

1. ¿Qué y cuáles son los libros litúrgicos?

2. Los Misales a lo largo de la historia

3. La organización del Misal romano

4. Peculiaridades de la nueva edición del Misal

5. Una modificación importante: la traducción de la fórmula de la consagración del Cáliz

6. El misal como ayuda para la espiritualidad personal y comunitaria.

 Hoy comenzamos hablando de qué y cuáles son los libros litúrgicos que utilizamos. Además, más adelante, tendremos una tanda de charlas sobre el tema. Avisaremos. Los libros litúrgicos deben ser respetados y venerados en razón de su contenido y por eso han de estar bien editados, tener un formato digno, mantenerse nuevos y limpios y ser colocados y trasladados con dignidad. También deben guardarse adecuadamente no solo en función de su conservación sino también de su consideración. ya que son los libros que contienen la palabra de Dios que ha de ser proclamada y las oraciones y gestos que hacen posible nuestra relación con Dios comunitariamente. Por libro litúrgico, en sentido estricto entendemos un libro que sirve para una celebración litúrgica y está escrito con vistas a ella. (…) Es un elemento de la celebración, y a él también se le respeta e incluso se le venera.” (Farnés P. en NDL 1127)

El concilio Vaticano II le dio mucha importancia a los libros litúrgicos y pidió que se renovaran y reformaran para que sirvieran mejor a los fines de la liturgia. Los principales libros litúrgicos actuales son:

El Calendario Romano que se publicó en 1969 y contiene la ordenación de las diversas celebraciones a lo largo del año.

El Misal Romano, del que hablaremos en los temas siguientes. Como veremos se divide en el Oracional, el Leccionario, el evangeliario, el Antifonario y el Gradual.

La Liturgia de las horas u Oficio divino, que antes se conocía como “breviario” y que contiene la oración diaria de la Iglesia dividida en Oficio de Lecturas, Laudes, Horas intermedias, Vísperas y Completas.

El Pontifical Romano con las celebraciones que presiden principalmente los Obispos. En él se incluyen: el ceremonial de obispos, el ritual de la confirmación, el ritual de las ordenes sagradas, el ritual de la institución de Acólitos y Lectores, la consagración de vírgenes, la bendición de abades y abadesas, el ritual de la Misa Crismal y el ritual de la dedicación de las iglesias y altares.

El Ritual Romano con las celebraciones de los sacramentos: bautismo de niños y de adultos, penitencia, Comunión y culto eucarístico fuera de la misa, matrimonio, unción y pastoral de los enfermos; y sacramentales exequias, profesión religiosa; además de las bendiciones que vienen en el Bendicional. Todos estos libros se ha publicado en fascículos que contienen los textos para las diversas celebraciones.  Los subsidios litúrgicos más importantes son el Libro de la Sede y el de la Oración de los fieles.


Parroquia de Santa María,Torredonjimeno

No hay comentarios:

Publicar un comentario