miércoles, 9 de noviembre de 2016

Conmovedor testimonio de una mujer violada por el ISIS: ‘Es mi hijo, no del Estado Islámico’

Umm Al’aa fue secuestrada por el Estado Islámico y quedó embarazada tras ser violada por uno de sus militantes. A pesar de ello, la mujer decidió rechazar el aborto y dar a luz a su hijo.

Umm Al’aa es una mujer iraquí que fue secuestrada por el Estado Islámico. Esclavizada por el grupo terrorista, quedó embarazada tras ser violada por uno de sus militantes. A pesar de esto, la mujer -cuyo nombre ha sido cambiado para proteger su identidad- decidió tener a su bebé: “es mi hijo, no el hijo de ISIS”.

Entrevistada por la cadena de noticias estadounidense CNN, Umm Al’aa aseguró que su hijo, Mohamed, crecerá rodeado del amor de su familia y evitará decirle quién es su padre.

La mujer tiene 40 años y ya tenía hijos y nietos cuando, en 2014, el Estado Islámico se apoderó de su ciudad natal, en Irak. Mientras sus vecinos juraron lealtad a ISIS; ella y su familia se negaron.

Esto atrajo la atención de los terroristas, que acosaban a su familia y los amenazaban. Un día agredieron a su hija.

“Llegaron y la golpearon. Le arrancaron el velo y le rasgaron su ropa. Dijeron ‘vamos a violarla’ , pero el que mandaba, el que era más grande, no se los permitió. En cambio dijo: ‘queremos a la mamá’”, recordó.

Días más tarde Umm Al’aa fue acorralada en el mercado de su localidad. “Me dijeron que subiera en el carro, y cuando me subí creí que me iban a matar”, señaló.

“Serás nuestra esclava”, le dijeron los terroristas del ISIS.
La mujer fue prisionera del Estado Islámico durante un año y medio. Durante ese tiempo se sintió “como una persona muerta, pero ellos no me habían matado aún”. Cuando su cautiverio estaba llegando a su final, uno de los yihadistas la agredió y la violó.
“Intenté pelear, lloré mucho. Hubo mucho dolor, me golpearon mucho, pero no podía hacer nada”, recordó.

Cuando fue liberada, Umm Al’aa estaba embarazada. Su regreso trajo alegría a su familia y ella decidió dar a luz al niño. Lo nombró Mohamed, como su esposo.

Precisamente el esposo de Umm Al’aa falleció recientemente, luchando como parte de las fuerzas combinadas del ejército iraquí y la peshmerga kurda que luchan por liberar Mosul, la tercera ciudad más grande de Irak, de garras del Estado Islámico.

“Él me amaba. Mi mejor recuerdo de él es lo mucho que me amaba y me respetaba. Sí, éramos gente pobre, pero éramos muy felices”, manifestó.


En las últimas semanas el ejército iraquí ha recuperado algunas ciudades en la llanura del Nínive como Bartella . Uno de los gestos de victoria ha sido fabricar cruces y colocarlas en el techo de las iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario