jueves, 6 de octubre de 2016

Discurso del Papa Francisco a las provincias anglicanas Primates,


ACOMPAÑA arzobispo de Canterbury
Su Gracia, queridos hermanos y hermanas en Cristo,
gracias por su presencia. Es una señal fraterna hermoso ver los Primates de tantas provincias de la Comunión Anglicana, junto con su gracia aquí en Roma. Nos solemnemente conmemorado el 50 aniversario del histórico encuentro entre el Beato Pablo VI y el arzobispo Michael Ramsey. Llevaba mucho fruto: basta pensar en el nacimiento del Centro Anglicano en Roma, el nombramiento del Representante Permanente del Arzobispo ante la Santa Sede y el comienzo de nuestro diálogo teológico, que es un signo del libro que contiene los cinco documentos de la Segunda fase de " ARCIC (1982-2005). Al compartir estos frutos que venimos de un árbol que tiene sus raíces en el encuentro de hace 50 años.

Pensando en el resto de nuestro viaje juntos, tres palabras vienen a la mente: la oración, el testimonio, la misión.

Oración: anoche celebramos las Vísperas , esta mañana has orado aquí, donde el apóstol Pedro, no se cansa de pedir juntos y con insistencia al Señor por el don de la unidad.

Testimonio: 50 años de encuentro y de intercambio, así como la reflexión y textos comunes, nos dice acerca de los cristianos que, por la fe y con la fe, se le ha escuchado y compartido tiempo y fuerzas. Creció la convicción de que el ecumenismo no es un empobrecimiento, pero una gran cantidad; ha adquirido la certeza de que todo lo que el Espíritu ha sembrado en el otro produce un cultivo común. Atesoramos este legado y vamos a sentir todos los días llamados a dar al mundo, según lo solicitado por Jesús, el testimonio del amor y la unidad entre nosotros (cf. Jn 15:12; 17:21).

Misión: hay un tiempo para todo (cf. Qo 3,1) y este es el momento en que el Señor nos desafía, en particular, a salir de nosotros mismos y de nuestro entorno, para llevar su amor misericordioso en un mundo sediento de paz. Vamos a ayudarle a poner uno al otro en las necesidades del Evangelio y para spenderci concretamente en esta misión.

Y para pedir la gracia de crecer en la oración, en dar testimonio y de ir a la misión, me gustaría invitarle a rezar el Padre Nuestro.

Padre nuestro ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario