jueves, 25 de agosto de 2016

Cáritas Española comparte la esperanza de los obispos colombianos ante el acuerdo de paz con las FARC

 La Iglesia pide un proceso de debate en el que participen todos los sectores sociales
 Que exprese libremente su opinión, como ejercicio efectivo de la democracia y con el debido respeto de lo que la mayoría finalmente determine. 

Cáritas Española
, que en los últimos veinte años ha venido acompañando de manera decidida y activa en el seno del Grupo de Trabajo sobre Colombia de Cáritas Internationalis el proceso a favor de la paz y los derechos de las víctimas en ese país andino, comparte la esperanza expresada por el episcopado colombiano ante el anuncio de la conclusión, con éxito, de los diálogos de La Habana entre el Gobierno de Bogotá y la guerrilla de las FARC.

En un comunicado hecho público ayer, la Iglesia católica de Colombia destacó la oportunidad que supone la conclusión de los diálogos en La Habana para poner fin al largo conflicto armado en el país. Asimismo, en la nota -firmada por el presidente del episcopado y arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga- los obispos reiteran su llamamiento al Gobierno para que se implemente una pedagogía de los acuerdos e invitan a iniciar una etapa de debate en el que participen líderes políticos, organizaciones ciudadanas y responsables de medios de comunicación, además de otros estamentos de la sociedad. Además, los prelados convocan al pueblo colombiano a participar en la consulta sobre los Acuerdos de La Habana, de manera responsable, con un voto informado y a conciencia.

"Debemos dar un salto de calidad humana todos, debemos sensibilizarnos frente al dolor ajeno todos, tenemos que estar dispuestos a acercarnos al que sufre", afirma el comunicado, en el que se exhorta a las comunidades católicas a intensificar la oración por la paz y a asumir el reto de contribuir a la superación de toda forma de violencia y atrabajar unidos en la construcción de una Colombia reconciliada y en paz.

Ante la consulta sobre las negociaciones con el ELN, monseñor Castro Quiroga explicó, con motivo de la lectura pública del comunicado, que la Iglesia colombiana participará en el proceso porque este grupo así lo ha pedido. "Queremos apoyar este proceso para que la paz sea completa", aseguró.

Este es el texto íntegro del comunicado de la Conferencia Episcopal Colombiana:
Comunicado con ocasión de la conclusión de los diálogos en La Habana
Los obispos católicos de Colombia, tras el anuncio de la conclusión de los diálogos entre el Gobierno nacional y la guerrilla de las FARC-EP en La Habana, manifestamos a la opinión pública que:

1. Recibimos con esperanza la oportunidad que se abre de poner fin al conflicto armado que ha marcado la historia del país durante más de cinco décadas.

2. Reiteramos el llamado a que se implemente una pedagogía de los acuerdos, de modo que todos puedan comprender los alcances de lo pactado en los diálogos y prepararse conscientemente para participar en el próximo plebiscito.

3. Entramos en una etapa de debate sobre los acuerdos, por tanto invitamos a los líderes políticos, organizaciones ciudadanas, responsables y animadores de los medios de comunicación y al pueblo colombiano en general a promover una reflexión serena, en clima de diálogo y respeto, animada en todo momento por el compromiso con la construcción de la paz, pensando siempre en el bien del país, por encima de intereses sectoriales o particulares.

4. Reafirmamos la invitación que hicimos al terminar nuestra 101 Asamblea Plenaria: "Convocamos al pueblo colombiano a participar en la consulta sobre los Acuerdos de La Habana, de manera responsable, con un voto informado y a conciencia, que exprese libremente su opinión, como ejercicio efectivo de la democracia y con el debido respeto de lo que la mayoría finalmente determine".

5. Hacemos un llamado a las comunidades católicas -jurisdicciones eclesiásticas, parroquias, congregaciones religiosas, seminarios y casas de formación, grupos y pequeñas comunidades eclesiales- a intensificar la oración por la paz en nuestro país y a discernir a la luz de la Palabra de Dios el camino que nos lleve a ser artesanos de paz.

6. De igual manera, animamos a todos nuestros hermanos y hermanas de buena voluntad a asumir el reto de aportar a la superación de toda forma de violencia y a trabajar unidos en la construcción de una Colombia reconciliada y en paz.

Luis Augusto Castro Quiroga
Arzobispo de Tunja Presidente de la Conferencia Episcopal
Bogotá, D.C., 24 de agosto de 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario